31 oct. 2008


Es momento de recordar el valor de la comunicación en la prevención-mitigación, conducente a la reducción de la vulnerabilidad. El valor también de la educacióm formal, como promotora de hábitos y costumbres , facilitadora de la reflexión y el conocimiento, esclarecedora , estimuladora de adquisiciones de habilidades para la innovación y la creatividad en el campo de la Gestión del Riesgo. Desde la educación formal, a partir de la inclusión -como eje transversal- de la Gestión de la Reducción de Riesgos, se puede ir formando una conciencia preventiva que permita, de manera eficaz, reducir desastres .

Deseamos recordarles un ejemplo de trabajo compartido, adaptado a la regionalidad cuyana, en Argentina. Es el folleto que se incluye en el edu-juego Riesgolandia y que fuera adaptado y publicado por la Municipalidad de Maipú, Mendoza, Argentina. Este producto comunicacional sigue el mismo formato que el original, incluyendo las amenazas naturales y socio-naturales propias de la zona. Las ilustraciones también se adaptan, pero la esencia que dio vida a la publicación original de la EIRD/ONU y UNICEF, se conservan intactas.
Recordamos hoy este trabajo encarado por las Licdas Gloria Bratschi y Ana Sevilla, con dibujos del historietista Damián Pérez Santos