8 ago. 2010

CIUDADES RESILIENTES ANTE DESASTRES




Caminamos sus incansables veredas, recorremos negocios, realizamos tramites, nos reunimos con amigos en un bar....en fin.....andamos por las ciudades entre edificios, àrboles, cables, letreros luminosos, semàforos, automoviles, vendedores ambulantes, vidrieras tentadoras, personajes, plazas, niños con globos, adolescentes en skates, alguna lluvia, quizàs un viento......Caminamos ciudades junto a la poesìa o al realismo magico de las urbes creciendo en cemento y vidrios....Andamos con nuestras
mochilas de sueños, con las lagrimas que nos sorprenden frente a la soledad del indigente o a la desnudez afectiva e ingràvida de los niños y jovenes de la calle.......


Ahi vivimos o nos deslizamos circunstancialmente. En las ciudades. Donde muchos fueron o fuimos creando riesgos. Donde , sin comprenderlo desde la razon ( sòlo desde la emociòn) hay realmente algunas amenazas que podemos neutralizar, para que esas urbes sean màs habitables y seguras.




La ONUEIRD ha lanzado la campaña " Ciudades resilientes ante desastres". Invitamos a todas y todos a sumarse a esta tarea, mejorando nuestros espacios y vida ciudadana.

Copiamos a continuaciòn , una lista de verificación de diez puntos para los gobiernos locales. Son "diez aspectos esenciales para lograr ciudades resilientes", basado en las prioridades identificadas en el Marco de Acción de Hyogo para el 2005‐2015: Aumento de la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres.


1. Establezca la organización y la coordinación necesarias para comprender y reducir el riesgo de desastre dentro de los gobiernos locales, con base en la participación de los grupos de ciudadanos y de la sociedad civil —establezca alianzas locales. Vele porque todos los departamentos comprendan su papel y la contribución que pueden hacer a la reducción del riesgo de desastres y a la preparación en caso de éstos.
2. Asigne un presupuesto para la reducción del riesgo de desastres y ofrezca incentivos a los propietarios de viviendas, las familias de bajos ingresos, las comunidades, los negocios y el sector público para que inviertan en la reducción de los riesgos que enfrentan.
3. Mantenga información actualizada sobre las amenazas y las vulnerabilidades, conduzca evaluaciones del riesgo y utilícelas como base para los planes y las decisiones relativas al desarrollo urbano. Vele por que esta información y los planes para la resiliencia de su ciudad estén disponibles a todo el público y que se converse acerca de estos propósitos en su totalidad.
4. Invierta y mantenga una infraestructura que reduzca el riesgo, tales como desagües para evitar inundaciones y, según sea necesario, ajústela de forma tal que pueda hacer frente al cambio climático.
5. Evalúe la seguridad de todas las escuelas y los planteles de salud y, de ser necesario, modernícelos.
6. Aplique y haga cumplir reglamentos de construcción y principios para la planificación del uso del suelo que sean realistas y que cumplan con los aspectos relativos al riesgo. Identifique terrenos seguros para los ciudadanos de bajos ingresos y, cuando sea factible, modernice los asentamientos informales.
7. Vele por el establecimiento de programas educativos y de capacitación sobre la reducción del riesgo de desastres, tanto en las escuelas como en las comunidades locales.
8. Proteja los ecosistemas y las zonas naturales de amortiguamiento para mitigar las inundaciones, las marejadas ciclónicas y otras amenazas a las que su ciudad podría ser vulnerable. Adáptese al cambio climático al recurrir a las buenas prácticas para la reducción del riesgo.
9. Instale sistemas de alerta temprana y desarrolle las capacidades para la gestión de emergencias en su ciudad, y lleve a cabo con regularidad simulacros para la preparación del público en general, en los cuales participen todos los habitantes.
10. Después de un desastre, vele por que las necesidades de los sobrevivientes se sitúen al centro de los esfuerzos de reconstrucción, y que se les apoye y a sus organizaciones comunitarias para el diseño y la aplicación de respuestas, lo que incluye la reconstrucción de sus hogares y sus medios de sustento.


( de ONUEIRD )