22 abr. 2012

EN EL "DÍA DE LA TIERRA"



La Oficina de la ONU para la Reducción de Desastres (UNISDR) presentó el 18 de abril de 2012 una importante iniciativa para apoyar a las ciudades en la gestión de riesgos ante desastres de origen natural.
Recordamos que, según estudios e investigaciones de envergadura, el año 2011 fue el de mayores pérdidas económicas por ese tipo de eventos. Este registro histórico  representa, desde la òptica econòmica  unos 380.000 millones de dólares. A esto, debemos sumarle la pérdida y el enorme sufrimiento de miles y miles de vidas humanas que no tienen precio, porque su valor es infinito, incalculable.

La iniciativa de la UNISDR consiste de una herramienta en línea de autoevaluación para los gobiernos locales que se ha probado en más de 20 ciudades de distintas partes del mundo.

La herramienta se inscribe en la campaña de la UNISDR que promueve la planeación e inversión para reducir los riesgos ante desastres y buscar la adaptación al cambio climático.

Si queremos hoy recordar con anténtico fervor este Día de la Tierra, debemos comprometernos cada uno –desde su espacio- en mejorar nuestra nave, en instalar la prevención en todos los campos de trabajo propuestos.


Desde hace 42 años se conmemora el 22  de abril como “ Día de la Tierra”, con el objetivo de manifestarse y reclamar por un medio ambiente sano y la biodiversidad del planeta. Para dar mayor fundamento a este reclamo, es necesario que incluyamos el cumplimiento de  los Objetivos de Desarrollo del Milenio,ODM-PNUD, más la aplicación efectiva del MAH, Marco de Acción de Hyogo2005-2015, la agenda y conclusiones de la  pròxima Cumbre de Río, ONU, Rio+20 de junio, sumando una serie de conferencias , entros internacionales, cumbres, documentos globales que, en distintos sitios del planeta han planteado –reiteradamente- propuestas y compromisos para el cuidado “integral” de nuestro Planeta Tierra.

15 abr. 2012

REDUCCIÓN DE DESASTRES EN LA AGENDA DE LA VI CUMBRE DE LAS AMÉRICAS



Es auspicioso y esperanzador que en la VI Cumbre de Las Américas, que se realiza en Cartagena de Indias, Colombia, el tema "desastres" esté incluído en esta reunión de jefes de estado. Quizá se pueda después hablar y actuar con mayor justeza y precisión de criterios, cuando todos las naciones puedan incorporar el paradigma "gestión de la reducción de riesgos de desastres".
Uno de los ítems del debate entre gobiernos, enuncia: "Desastres naturales: En los últimos años, los desastres naturales han sido protagonistas en varios países del hemisferio, por el impacto que han tenido en los ciudadanos y en el desarrollo de los países. Ante estas situaciones, se habla con urgencia de la necesidad de promover una cultura de prevención del riesgo a través del fortalecimiento de instituciones capaces de responder y de manera eficiente en caso de un desastre."

Recordamos a Uds. que está vigente para su aplicación el MAH, Marco de Acción de Hyogo, "Aumento de las resiliencia de las naciones y comunidades ante desastres" 2005-2015, ONUEIRD, que muchos países de la Tierra ya han adoptado y acreditan acciones concretas y eficaces en reducción de riesgos de desastres.

Esta Cumbre es el espacio oportuno para que los responsables del gobierno de cada país refuercen el cumplimiento de las Prioridades de Acción del MAH:

1.Garantizar que la RRD sea una prioridad nacional y local con una sólida base institucional para su aplicación

2. Identificar, evaluar y monitorear los riesgos de desastres y mejorar las alertas tempranas

3. Utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para crear una cultura de seguridad y resiliencia a todo nivel

4. Reducir los factores de riesgo subyacentes

5. Fortalecer la preparación en caso de desastres a fin de asegurar una respuesta eficaz a todo nivel

Muchas gracias por su lectura solidaria
Atte. Gloria Bratschi
( Nos acompañan las imágenes de Cartagena de Indias, tomada por mí en junio de 2011 y erupción Volcán Puyehue, junio de 2011)

7 abr. 2012

REFLEXIONES SOBRE UN DESASTRE


El desastre de origen natural registrado en nuestro paìs,el 4 de abril e 2012, será para todos una experiencia que amerita una revisión a partir de sus consecuencias, pero también desde la conducta y actitud de los habitantes e instituciones , sus acciones preventivas o no, su conocimiento o no de los riesgos a los cuales estamos expuestos y el grado de adaptabilidad o no para reducir las consecuencias de cualquier desastre


En estos eventos, la Naturaleza manifiesta su energía, pero no su "agresividad", "furia", "castigo" no es "implacable", menos aún " violenta" o " infernal", no "azotó a nadie"...etc etc. Estos calificativos e hipotéticas acciones nos genera una "percepción" de que la Naturaleza es una entidad casi humana.No es así. Nosotros, la población , la sociedad, la comunidad, está presente con sus múltiples vulnerabilidades.

Veamos ràpidamente algunas causas que produjeron los efectos:( es como dibujar ahora velozmente un árbol de problemas)

  • Arboles en mal estado, no podados, con raíces débiles, huecos, etc
  • Columnas no aseguradas convenientemente ( de electricidad, telefonía, iluminación..etc)
  • Chapas y otros elementos que no han sido revisados para observar su correcta colocación y fijarlos adecuadamente
  • Construcciones que ya tenían problemas estructurales y funcionales
  • Escaso mantenimiento en infraestrucura de servicios
  • Cartelería en vía pùblica, suelta o fija
  • Falta de información al ciudadano destinada a divulgar en forma constante datos, conceptos claros sobre riesgos, recomendaciones preventivas, explicaciones sobre posibles amenazas o peligros de origen natural, socio-natural o antròpicos-tencológicos
  • No hay una centralización de la información y acuerdos con los medios masivos , incluídas las TIC, para que exista una sola voz , desde una "comunicación de riesgos, emergencias y desastres" adaptada a cada comunidad
Este mensaje sólo es una contribución honesta , ética y profesional para que podamos integrar a todos y todas en la "reducción de la vulnerabilidad ante desastres", donde la comunicación bien gestionada es el pilar fundamental.

Debemos apostar a la prevención ; el personal que está hoy trabajando en la respuesta a este desastre merece nuestro más grande respeto y comprensión. Para esto también debemos buscar resiliencia, para que la atención de estas contingencias sean óptimas , planificadas entre estrategas, expertos, especialistas, técnicos, voluntarios capacitados, etc, y quienes deben exponer sus vidas para salvar otras.

Muchas gracias por leerme