18/2/2008

DE INUNDACIONES, ALUVIONES Y OTRAS MANIFESTACION ACUÁTICAS




No sólo de sismos vive el hombre ( y la mujer ) en Mendoza. También del agua, que suele caer en forma estrepitosa ,acompañada de "rejucilos", rayos , centellas y bastante ruido ( "San Pedro está moviendo los muebles" decía mi madre).
El panorama posterior a una intensa tormenta nos muestra escenas repetidas año tras año.....siempre lo mismo....Calles convertidas en ríos turbulentos por donde se ve todo tipo de originales adminículos navegando inocentemente, como pañales descartables, botellas de plástico, cajones de madera, melones, sandías.....etc.etc..
¿Y las acequias ? Pues no se advierten cuando ocurren estos mini aluviones ciudadanos. La gente corre a guardar sus autos ( no sea cosa que encima de todo venga una "pedrada" )...tratamos de guarecernos si nos pilló la inundación fuera de casa, o bien nos arriesgamos y, sacándonos los zapatos, salimos cual Neptunos del siglo XXI a enfrentar el agua que se desliza por las calles ,rumbo a hacia algún lugar más seguro. Actitud que no es muy segura realmente. Mejor quedarse donde uno está y esperar que las aguas sigan bajando, hasta que sólo quede lodo, ramas,y la basura que fue arrastrada.Y entonces viene otra dificultad: convivir varios días junto a toda la resaca, moscas , mosquitos y toda la fauna que incrementa toda inundación importante y que se precie de tal.
¿Podremos quizás algún día, mes o año reducir esta vulnerabilidad -tan nuestra- entre todos? ¿Podremos evitar que se produzca otro aluvión como el de 1970?
Es posible que la respuesta esté en manos de todos los mendocinos, gobierno y comunidad y todos los sectores que siempre se ven más afectados . Es posible que podamos incorporar el concepto de "desarrollo sustentable" en serio, tomando acciones sostenidas, planificadas, con el compromiso de cada habitante de nuestra tierra, sea cual fuere su lugar en este mundo.
Sería oportuno analizar la actitud preventiva de Noé, que construyó su balsa mucho antes del diluvio.