13 mar. 2010

PREPARANDO NUESTRO EQUIPO DE EMERGENCIAS


Armar nuestro propio equipo de supervivencia para tener a mano siempre, es bien simple y muy necesario, sobre todo en regiones propensas a desastres . Hay numerosos ejemplos en el mundo, como presentamos en estas imágenes, dos de Japón, el otro de España.

Aunque les parezca un poquito difícil, debemos intentarlo. Es importante que podamos apelar a este equipo que bien puede estar en una mochila -para dejar nuestras manos más libres- o bien ubicarlo en un bolso u otra opción cómoda.


Debe estar siempre a mano, en su casa, oficina, escuela, etc. de modo que pueda acceder ràpidamente a él y esperar la ayuda , el rescate o que la situación de emergencia pueda superarse en días más.

Ahora es el momento de prepararnos. Entre todos y todas, completemos o disminuyamos -según criterios- la siguiente lista que sugerimos:




Piense Ud. en:

Documentos personales y de su hogar , en fotopias

Anotadores ,papel común, lápices y lapiceras

Elementos básicos de higiene personal y ambiental

Dinero, tarjetas de credito, etc.

Linternas, pilas, radio AM/FM, celulares con sus cargadores

Zapatillas , sogas, guantes, gorras, abrigos cómodos, impermeables y plegables

Botiquín con: Paracetamol, una solución antiséptica, dos vendas anchas y dos pequeñas, unas pequeñas tijeras, gasas y un envase de cada una de las medicaciones que se usen de forma crónica (tensión arterial, diabetes, etc.)

Una lista o agenda de teléfonos y direcciones de contacto, incluyendo amigos y familiares que residan en otra ciudad

Juego de llaves de la vivienda y automóviles

Víveres de reserva, alimentos no perecederos

Una botela de agua de 1 litro y medio

Mapas o croquis de la ciudad, la provincia y/o la región

La mochila o bolso debe tener un peso promedio de 15 kg para hombre y 10 kg para la mujer y en el caso de los niños, lo que puedan cargar fácilmente.

Es mejor disponer de una mochila para cada persona ,en caso de separarse, para que cada uno cuente con sus pertenencias


Prepararnos con estos elementos básicos, bien distribuidos y que ocupen poco espacio en el equipo que elijamos, pueden salvarnos la vida si tenemos que vivir una grave emergencia o desastre. Nos permitirá también aguardar el socorro , el rescate o la ayuda humanitaria que casi nunca llega antes de dos o tres días porque suele difícil llegar hasta el lugar del evento, con carreteras colapsadas, distancias, puentes rotos, derrumbres, caída del sistema eléctrico, etc. Los minutos, después de un desastres, parecen eternos, pero debemos conservar en lo posible la calma.....ayudarnos entre todos.
Desde las breves sugerencias que le hemos entregado, siga Ud. tratando de preparar su equipo de supervivencia....no será en vano.
¡Muchas gracias !
Por: Gloria Bratschi