19 dic. 2012

III SESIÓN DE LA PLATAFORMA REGIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES, UNISDR EN SANTIAGO DE CHILE




La III Sesión de la Plataforma Regional de Reducción del Riesgo de Desastres para las Américas,  se realizó con todo éxito en Santiago de Chile, a fines de noviembre de 2012. El encuentro fue organizado por la Oficina Regional de la UNISDR para las Américas (UNISDR – Las Américas), la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Gobierno de Chile, a través de ONEMI.
La iniciativa que se extendió por tres día en Capital chilena, reunió a más de 400 especialistas de 23 países del Norte, Sur, Centro América y el Caribe, con el objetivo de analizar a nivel regional los avances de los distintos países en la Reducción del Riesgo de Desastres y la forma en que se puede disminuir considerablemente las pérdidas ocasionadas por éstos, tanto en términos de vidas humanas, bienes y medio ambiente.



(Gloria Bratschi presentando el Curso sobre Reducción de Riesgos de Desastres para Estudiantes de Comunicación Social de Las Américas, por consultoría de UNISDR, en la unade las sesiones de IGNITE stage)

Desde el 26 hasta el 28 de noviembre, delegaciones de gobiernos, organismos internacionales, especialistas, asociaciones de la sociedad civil, etc. fueron convocados por la UNISDR, Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de ONU, con el acompañamiento institucional de ONEMI, OEA,  Australian AID, USAID y GFDRR. Cabe destacar que esta III Sesión contó con la participación de más de 400 personas y la representación de 42 paìses y estados de América Latina y el Caribe.

La Plataforma Regional para Reducción de Desastres es el espacio principal que reúne a actores claves involucrados en el tema desde el Norte, Sur, Centro América y el Caribe. Es un foro multisectorial y de amplia participación , que refleja  los  compromisos y preocupaciones de gobiernos (nacionales, sub nacionales y locales) , organizaciones intergubernamentales, internacionales, ONG, instituciones científicas y académicas , sector privado, donantes y medios de comunicación.

Bajo el lema “Invirtiendo en la resiliencia”, los participantes expresaron su convicción de que, “el camino hacia un desarrollo económico  social y ambientalmente sostenible, requiere de planteamientos audaces e innovadores”.  
Así, se podrá consolidar metas, a partir de la reducción de los factores subyacentes de riesgos. Entre ellos, se subraya cuestiones no resueltas eficazmente, como la intención de erradicar la pobreza y la inequidad en el acceso de naciones y comunidades a la información y el conocimiento, los recursos y las oportunidades”.