11 oct. 2010

AYUDANDO A AYUDAR


Con todo nuestro respeto por la situación de 33 hermanos chilenos, nuestra ayuda hacia ellos debería ser trabajar con nuevos enfoques desde la Gestión de la Reducción de Riesgos, incorporando esta experiencia nacida de algo que no se hizo bien, qué no se previno , cómo se debió prevenir o, tal vez, como algunos dicen.....del más "puro azar" o " fue el destino". Aún es temprano para evaluar y lanzar opiniones sin conocer en profundidad las causas y los efectos.


Nuestra ayuda, como comunicadores y multiplicadores de mensajes mediados,será la de sentir como propia la experiencia, en el sentido de que nos puede ocurrir algo similar, quizás no dentro de una mina.

Este evento nos conduce a no invadir la zona del desastre, a ser prudentes como personas que tenemos abiertas las puertas de los medios para difundir hechos e instalar temas o , por ejemplo, divulgar lo justo y necesario para contribuir a construir ese "mundo mas seguro· que todos y todas anhelamos.


Y copiamos un párrafo del artíc. 5 del Código de Principios Periodísticos de Bélgica
“Los editores, jefes de redacción y periodistas deben respetar la dignidad y el derecho a la vida privada de los individuos, y evitar la intrusión cuando exista sufrimiento físico o moral, a no ser que consideraciones relacionadas con la libertad de prensa lo hagan necesario.”
Es por demás muy claro lo expresado en el Artic. 11.2 del Código de Prensa de Alemania :"...se superan los límites de la cobertura aceptable sobre los accidentes y desastres, cuando deja de respetarse el sufrimiento de las víctimas
y los sentimientos de sus familias. Las personas golpeadas por la desgracia no han de convertirse por segunda vez en víctimas por una cobertura carente de tacto”

Estamos del lado de la libertad de prensa. También, junto a las personas que sufren las consecuencias de este evento y de otros, en el resto del mundo. Conciliar el derecho a la información de la comunidad y el derecho a informar que tienen los medios, no es tarea fácil. Pero se puede, siempre, consolidando el profesionalismo de la prensa frente a situaciones como la que se viven en el país hermano.

Ayudaremos con nuestro espìritu elevado , la acción, el estudio, la investigación, continuando este camino de comunicación y prevención para la Gestión de la Reducción de Riesgos.


Es un pequeño aporte, un mensaje respetuoso hacia la noble tarea de la prensa y las personas afectadas ......de Gloria Bratschi, una servidora


( Nos acompaña fotografía de agencia EFE )